Comprar ahora y pagar después nunca fue tan fácil

Comprar ahora y pagar después nunca fue tan fácil Desde hace varias décadas las tarjetas de crédito se han presentado de manera engañosa como la solución a nuestras necesidades de compra a plazos.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Desde hace varias décadas las tarjetas de crédito se han presentado de manera engañosa como la solución a nuestras necesidades de compra a plazos. A quién lo le ha sucedido más de una vez querer comprar algo con muchas ganas, o incluso con urgencia, y no haber podido hacerlo por falta de dinero en ese momento. Es entonces cuando te ves obligado a recurrir a este pedazo de plástico que te da la posibilidad de pagar luego tus compras, pero lamentablemente a un precio muy alto por los exorbitantes intereses e increíbles moras que se terminarás pagando.

Ante estas confusas e injustas dificultades surgieron nuevos métodos de pago conocidos como BNPL (de la frase en inglés ‘buy now, pay later’, que se traduce justamente como ‘compra ahora, paga después’). Y aunque demoraron en llegar a Europa—y más aún a España—se han hecho ya un importante espacio en las compras online.

Las BNPL arrasan con el mercado

De acuerdo con la consultora financiera Algoan, el 43% de españoles ya ha solicitado este tipo de pago aplazado para sus compras, una cifra superior a la de otros mercados, como el portugués o italiano, por ejemplo. A nivel global, se espera que para el 2023 este tipo de pagos represente el 9% del e-commerce (fuente: informe Global payment report de World Pay) y que para el 2025 alcance la cifra de $680.000 millones, más del doble de lo conseguido en el 2018 (fuente: Eleconomista.es).

Este éxito no es gratuito. Una de las principales ventajas de las BNPL es la aprobación inmediata de la solicitud de compra en cuotas—proceso que se realiza en cuestión de segundos—pero sobre todo, su alto porcentaje de aprobación, que alcanza el 85% del total de solicitudes, frente al 20% o 30% de la banca tradicional. Esto último genera, a su vez, una alta aprobación entre millenials y adolescentes, que de otra manera serían ignorados por el sistema financiero.

Las BNPL han surgido como una gran opción por permitir asumir un menor compromiso financiero para acceder a la compra en cuotas. Además, de este método de pago flexible se ha visto favorecido durante el Covid, etapa en la que el comercio electrónico consiguió picos históricos, impactando también en la gestión de pagos.

No todo es color de rosa con las BNPL

Sin embargo, las BNPL distan mucho de ser la herramienta perfecta para los usuarios. Y es que, si bien corrigieron las enormes deficiencias de las tarjetas de crédito—como son el interminable papeleo, los complejos términos o las muchas veces injustas condiciones de los bancos—tienen también importantes carencias.

Uno de los principales inconvenientes es que normalmente las BNPL tienen intereses asociados al atraso en el pago de la cuota; es decir, terminan cayendo en el mismo inconveniente de las molestas moras de los bancos.

Otra pega es que, si bien te permiten realizar una compra con pagos postergados, las BNPL suelen estar asociadas únicamente a algunos comercios, reduciendo así las opciones de compra. Estas se reducen más aún si se tiene en cuenta que las compras se limitan a comercios online, siendo este probablemente el mayor obstáculo que presentan. Es decir, no pueden ser utilizadas en comercios físicos, como la tienda de tu barrio, por ejemplo.

BillyCard, compras en cuotas en cualquier lugar

Por suerte, ante la problemática de las ya desfasadas tarjetas de crédito y la solución incompleta que resultaron ser las BNPL, ha aparecido una interesante solución: la fintech europea BillyCard, que ofrece una innovadora tarjeta de crédito virtual que combina la practicidad de las tarjetas de crédito con la utilidad de las BNPL, dejando de lado todas las desventajas de ambas.

BillyCard llega a España como la opción ideal para financiar tus compras sin papeleo y sin meterte en problemas por intereses y moras insufribles. BillyCard es la tarjeta perfecta que te permite pagar en cuotas sin tener un historial crediticio previo. Además, puedes usarla donde quieras, tanto en e-commerce como en negocios tradicionales, sin necesidad de aprobación para cada transacción.

BillyCard es el crédito claro y transparente que tú controlas. Te cobra 0% de interés, no tiene cuotas ni moras ocultas y pagas únicamente una tasa de gestión fija y previamente pactada.

Con BillyCard ahora todos tienen una opción de crédito y por fin sabrás lo que pagas y por qué. Ya no más letra pequeña, comisiones ocultas o intereses indescifrables. Di adiós a los términos financieros confusos y empieza a controlar tus finanzas para que puedas comprar aquello que tanto quieres sin endeudarte de por vida.

¡Con BillyCard conseguir las cosas que necesitas es más fácil que nunca! Únete ya.

suscríbete a nuestro newsletter

Para anuncios de productos, actualizaciones de funciones, historias de usuarios y publicaciones técnicas sobre la banca.

Más cosas por explorar

Este sitio web utiliza cookies para garantizar la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Para más detalles, consulta la Política de Privacidad.