¡Las tarjetas de crédito ya no molan!

Pero ¿alguna vez lo hicieron? Bueno, quizás durante el tiempo en el que no tuvimos otra alternativa para aplazar los pagos de nuestras compras; hoy, su modelo de pago ya quedó desfasado.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Y es que seguro alguna vez te has preguntado por qué las tarjetas de crédito tienen extractos tan confusos, por qué todo lo importante lo ponen en letra minúscula o por qué los altos intereses hacen que tus compras multipliquen su valor, haciendo interminables sus pagos.

Si te has hecho alguna de estas preguntas, tranquilo, no estás solo. Lo cierto es que las tarjetas de crédito tradicionales son complicadas y llevamos años sufriéndolo. Por suerte los tiempos han cambiado y la tecnología nos permite tener ahora nuevas alternativas que mejoran la experiencia del cliente, demostrando que existe una forma de poder comprar a crédito sin hipotecar nuestro futuro.

Seguramente te ha pasado alguna vez que quieres comprar algo, pero en ese momento no tienes el dinero necesario, por lo que se te ocurre pedir una tarjeta de crédito o un préstamo. Pero en ese momento todo se complica: te dicen que no te la pueden dar porque no tienes historial crediticio o porque no cuentas con la documentación necesaria, o si tienes “suerte”, te aceptan, pero luego caes en una espiral de intereses interminables y moras porque te retrasaste con el pago. Pues las nuevas soluciones de pago como BillyCard han ingresado al mercado con el fin de permitirnos pagar después sin complicaciones, pero sobre todo, sin pagar ningún interés ni mora.

Compra ahora, paga después

Ante las dificultades que generan las tarjetas de crédito, empezaron a aparecer nuevos métodos de pago conocidos como BNPL (del inglés ‘buy now, pay later’, que viene a ser precisamente: ‘compra ahora, paga después’). Se presentaron como una novedosa alternativa para financiar nuestras compras sin tanto papeleo ni estar a merced de los complejos términos y condiciones de los bancos.

Estos productos permiten postergar tus pagos desde la palma de tu mano. Ya no necesitas hacer cola en la oficina de un banco y exponerte a algo cercano a un interrogatorio para ver si deciden darte una línea de crédito luego de firmar decenas de documentos. Ya no debes confundirte con más términos financieros borrosos en letra pequeña ni intereses exorbitantes y ocultos con posibles multas por atrasos. Lo que las BNPL permitieron es modernizar el sistema crediticio tradicional—ya desfasado y quebrado—acercándote al crédito de una manera distinta.

Las tarjetas no han muerto, solo necesitaban evolucionar

Sin embargo, todo esto no quiere decir que las tarjetas de crédito tradicionales estén desapareciendo. Lo que sucede es que las BNPL demostraron que se puede innovar en el mercado crediticio, dándote libertad financiera a través de préstamos de uso muy sencillo, como para que no te dé miedo acceder a ellos.

Pero, si bien te permiten acceder a un crédito que tú controlas, tienen algunas limitaciones, como por ejemplo estar asociadas únicamente a algunos comercios, o que estos deban ser exclusivamente online y no comercios físicos, reduciendo así las posibilidades que tienes de compra.

Por suerte, ante estas limitaciones aparece una empresa como BillyCard, que ha llegado a nuestro país para que los jóvenes tengan acceso a un crédito sencillo que no los ponga en jaque con las deudas. ¿Cómo? Fusionando lo mejor de las tarjetas de crédito tradicionales con los beneficios de las BNPL, pero dejando de lado las limitaciones de ambas.

Es decir, una tarjeta virtual para la que no necesitas tener un historial crediticio previo ni pasar engorrosas aprobaciones, que además puedes usar en cualquier comercio—tienda física o virtual—sin necesidad de solicitar una aprobación para cada transacción y, por si fuera poco, pagando tus compras después, pero con 0% de interés, sin cuotas ni moras ocultas y pagando únicamente una tasa clara y fija.

Con esto conseguimos un producto financiero que te permite entrar al mercado dejando el riesgo de lado. Porque BillyCard no toma decisiones basándose únicamente en tu historial crediticio, construyendo así relaciones financieras con los más jóvenes, quienes suelen ser ignorados por el mercado tradicional precisamente por su falta de historial crediticio. Ahora todos tienen una opción de crédito… y además sin inscripciones interminables, altos intereses ni tarifas ocultas. ¡Ahora ya sabrás lo que pagas y por qué!

BillyCard, la tarjeta para todos

Con productos como la tarjeta no tradicional BillyCard puedes hacer tus compras online o en comercios físicos como lo haces siempre, pero con la gran diferencia de ahora aplazas el pago sin atarte a intereses ni moras. Simplemente pasas esta tarjeta virtual desde tu móvil al momento de pagar o ingresas el número en el sitio web en el que estés comprando, y listo…¡como una tarjeta de crédito tradicional, pero sin los problemas posteriores!

BillyCard fusiona lo mejor de las BNPL y las tarjetas de crédito tradicionales y lo ofrece a todos, sí, incluso a aquellos que no calificaron para los bancos tradicionales o a quienes tienen miedo a endeudarse.

Sin ‘peros’

Claros y transparentes; el futuro es simple y BillyCard también desea serlo:

  • Registro en minutos
  • Suscripción de solo 5€ al mes por un crédito de 200€… ¡y sin cuota de suscripción el mes que no utilices tu BillyCard!
  • Hasta 2.000€ de límite de crédito
  • Pagos en cualquier tienda online y comercio tradicional
  • Auto-pago semanal para que no preocuparte por tu fechas de pago; solo elige el día y la cantidad que puedes pagar y BillyCard se encarga del resto.
  • Sin multas ni intereses

¡Ya llega la tarjeta transparente, innovadora y justa!

BillyCard está llegando a España y estará disponible para ti muy pronto. Pero no te preocupes; si ya quieres los grandes beneficios de BillyCard, puedes solicitar ya mismo la oferta de acceso anticipado y obtener un préstamo sencillo de 200€, sin intereses, con una única cuota de gestión.

¡Con BillyCard conseguir las cosas que necesitas es más fácil que nunca!

suscríbete a nuestro newsletter

Para anuncios de productos, actualizaciones de funciones, historias de usuarios y publicaciones técnicas sobre la banca.

Más cosas por explorar

Este sitio web utiliza cookies para garantizar la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Para más detalles, consulta la Política de Privacidad.